Abriendo Botella de Cerveza
Abriendo Botella de Cerveza

Botellas de cerveza sobrecarbonatadas, cómo solucionarlo

Seguramente te haya ocurrido, te encuentras con tus botellas de cerveza sobrecarbonatadas. Y no solo te habrá pasado una vez, es más, seguramente te haya ocurrido un montón de veces que al carbonatar tus cervezas, ya sea por un error al calcular la cantidad de fermentables a añadir en la botella, ya sea por no tener en cuenta algunas variables o porque añades el azúcar siempre en la misma proporción, tus botellas de cerveza se sobrecarbonatan y al servirlas te hacen muchísima espuma y tienen tanto gas que al beberla tu cuerpo sólo tiene una forma de salvar tu vida y es soltando un gran erupto que libera la presión que se acumula en tu estómago.

Cuando la sobrecarbonatación es debida a que te has pasado con el azúcar o que la cerveza no había atenuado lo suficiente cuando la embotellaste, hay una solución muy sencilla que es abrir la botella y volver a cerrarla. Intenta hacerlo a temperatura ambiente. Recuerda que cuanto mas fría esté la cerveza más CO2 habrá disuelto en ella y lo que nos interesa es que el CO2 se escape.

Con esto liberaremos la presión que hay en su interior y así permitiremos que el CO2 disuelto en la cerveza se libere… si, quitar las chapas y volver a ponerlas es un coñazo, pero también puedes abrir las botellas sin quitar la chapa, simplemente levanta un poco la chapa sin que se llegue a soltar del todo, oirás perfectamente que se libera la presión del interior de la botella, déjalo un rato a temperatura ambiente y vuelve a ajustar la chapa con tu chapadora habitual.

Por ejemplo:  Ve quitando la presión a un lote de unas 20 botellas, cuando quites la presión a la última, empieza a chapar la primera.

Si al levantar la chapa para liberar la presión interior de la botella ya te hace geyser, es que ibas muy pasado de fermentables (o que tienes una contaminación, pero en ese caso la solución no es esta). En ese caso nuestra recomendación es que chapes de nuevo lo antes posible y repitas el proceso con aquellas que se salen al abrirlas al día siguiente. Si dejas que se salga he visto botellas que se han quedado casi a la mitad de su contenido…

Para los ansiosos que prueban la cerveza con solo una semana en la botella, es la excusa ideal, si en una semana abres la cerveza y ves que tiene ya demasiado gas, es el momento de hacer este procedimiento con todo tu lote para evitar que la sobrecarbonatación acabe en geyser o gussing cuando abras las botellas al cabo de un mes.

Esperamos que este pequeño consejo os ayude a solucionar los problemas con aquellas botellas de cerveza sobrecarbonatadas, a nosotros nos ha funcionado bien cuando lo hemos hecho.

Y si tu problema es que no te han carbonatado lo suficiente… aquí tienes la solución para las cervezas en botella sin carbonatar.