Añadir jarabe botella a botella
Añadir jarabe botella a botella

Cerveza en botella sin carbonatar ¿como lo arreglo?

Este post sobre la cerveza en botella sin carbonatar lo escribimos tras un pequeño fallo en la elaboración de uno de nuestros lotes. Tras tener preparado el priming y embotellar la cerveza nos dimos cuenta al recoger todos los trastos de que el jarabe que habíamos hecho no llevaba azúcar, porque el azúcar que pesamos seguía en la báscula esperando que alguien hiciera algo con el… si, estas cosas a veces pasan, jeje, así que os vamos a contar como lo hemos solucionado (en dos semanas veremos el resultado).

Además ,  a todos nos ha pasado alguna vez que nuestra cerveza se ha quedado corta de carbonatación, en unos casos la cerveza se podrá beber de todas formas y en otros será una bebida sin gas que quizás no nos guste nada y haya que intentar arreglarla, este método nos puede servir para intentar arreglarlo un poco a ojo.

Solución para la cerveza en botella sin carbonatar:

Fácil, añadir azúcar… si, pero ¿cuanta y como? pues bien, aquí el material necesario y las tres variantes.

Material necesario para arreglar tu cerveza en botella sin carbonatar.

  • Azúcar
  • Agua
  • Vaso de precipitados o probeta graduada del volumen que necesites según la cantidad de jarabe, en su defecto, recipiente de vidrio en el que antes has marcado los volúmenes que te interesen, esto lo puedes hacer con las jeringas, vas añadiendo y marcando.

    Vaso de precipitados graduado
    Vaso de precipitados graduado
  • Jeringa o jeringas, en farmacia las puedes encontrar y no son caras, es importante que tengan una escala que te sea fácil para el volumen de jarabe que vayas a añadir. Ahora que si te puedes hacer con una de esas de pistola, eso es una maravilla, pones el volumen que quieres inyectar y gatillazo al canto.
    Jeringa Pistola con regulador
    Jeringa Pistola con regulador

    Jeringa Manual
    Jeringa Manual

Procedimiento en los distintos casos.

  1. Vamos a nuestro caso concreto, una cerveza embotellada sin nada de azúcar, es decir, sin nada de alimento para las levaduras, así que sin ninguna posibilidad de generar el anhídrido carbónico necesario para que la cerveza tenga esa burbujita tan agradable al beber. La cantidad es fácil saberla, si para ese tipo de cerveza ya habíamos calculado la cantidad que queríamos poner utilizando las formulas del artículo sobre el priming, 5gr/l y si las botellas son de 30cl y sabemos que 3 botellas son aproximadamente un litro de cerveza, tenemos que dividir 5gr entre 3 botellas, esto supondría añadir a cada botella de tercio 1,6666gr de azúcar (o 2,5gr si las botellas son de 0,5l)… a ver quien es el listo y paciente que pesa esto con las básculas que solemos utilizar que son de cocina y encima repítelo 80 veces para las 80 botellas que tenemos… existen cucharas dosificadoras, pero si usamos este método ni tenemos el azúcar estéril ni tenemos la medida exacta, así que este es el método que hemos utilizado basándonos en el sistema de priming con jarabe.
    1. Si tenemos 80 botellas de 30cl que carbonatar, sabemos que tenemos 80x0,3=24litros, si como decimos, queremos 5gr/l tenemos que 5x24=120gr de azúcar.
    2. Ahora vamos a definir el volumen de jarabe que queremos añadir a la cerveza, creemos que 5ml es algo fácil de añadir con una jeringa, esto supone que vamos a necesitar un total de 80x5ml=400ml de jarabe.
    3. Con estos datos sabemos que debemos añadir a los 120gr de azúcar agua hirviendo (así de paso lo esterilizamos) hasta llegar a los 400ml de disolución (jarabe).
    4. Ya tenemos la disolución, ahora solo nos queda abrir las botellas, cargar la jeringa e ir añadiendo botella a botella 5ml de dicha disolución y volver a chapar y esperar a que carbonate.
  2. Las cervezas se han quedado cortas de carbonatación y te parece que son imbebiles, pues a ojo, esto si es a ojo y eso solo lo da la experiencia y el ensayo error, debemos calcular cuanta carbonatación le falta y añadir por el procedimiento anterior tanto azúcar como estimemos que falta, teniendo en cuenta además que hemos perdido presión de CO2 al abrir la botella. Si en su día pusiste 5gr/l y estan flojas de gas, prueba a añadir jarabe con una concentración de 0,5 a 1gr/l.

    Añadir jarabe botella a botella
    Añadir jarabe botella a botella
  3. No añadiste azúcar en su día pero no pudiste arreglarlo en el momento y lo dejaste unos días así para hacerlo la próxima vez que tuvieras tiempo, para entonces el milagro de la vida y del acondicionamiento en botella ha hecho que al volver a poner las botellas a temperatura ambiente las levaduras se hayan comido aquello que no se terminaron durante la fermentación ya que pensaste que ya habían terminado… aquí si que tenemos un lío fino… tendremos que ver cuanto ha bajado la densidad desde que embotellamos, si ha sido mucho o poco, si lo poco que haya sido se ha ido al abrir la botella, si ha quedado algo disuelto en la cerveza… aquí no os vamos a poner cálculos, que seguro que los hay y que incluyen variables como la temperatura de acondicionamiento, el espacio vacío entre chapa y líquido, densidad al embotellar y densidad actual… En este caso deberías dar gracias a que no añadiste el azúcar que pensabas poner, porque se te hubieran sobrecarbonatado, jeje. Añade, A OJO, la cantidad que estimes que necesitas, quizás un poco menos de lo que pensaste añadir al principio, pero esto siempre dependerá de si lo que han consumido las levaduras ha sido mucho o poco y de si en boca le notas mucha carbonatación o poca… tu mismo debes estimarlo.

Y esto es todo, las nuestras parece que evolucionan favorablemente, en dos semanas están bien de gas… esperaremos otro par de semanas para ver que pasa con ellas.

¿Que os ha parecido el artículo? ¿Os ha pasado alguna vez? ¿Qué método habéis utilizado?